NOTICIAS / ACTUALIDADOPINION

Ivar Giaever (Premio Nobel de Física) desmiente la farsa del “cambio climático”, la siguiente excusa del poder real ilegítimo para aterrorizar a la humanidad y terminar de dominarla, si no despierta

Por Alberto Raimundi 14.06.2022

Gracias a que la mayoría de los seres humanos sigue durmiendo la siesta eterna en todo el mundo, la élite dominante sigue desplegando su plan de aniquilación de la especie humana y de dominación total sobre quienes queden en pie, creando e inventando situaciones y crisis ficticias, que anuncian como verdades absolutas y reveladas, sin dar jamás una sola prueba real y contundente, como la plandemia generada por un supuesto virus jamás aislado científicamente, como la inentendible guerra entre hermanos en Ucrania, las crisis económicas ilógicas en casi todo el mundo, la hambruna en un mundo al que le sobra comida pero le falta dinero para comprarla porque la tienen toda unos pocos, y tantas más.

De los creadores de todas esas ficciones, ahora llegan, en realidad vienen preparando el terreno desde hace rato con infinidad de mentiras, el “calentamiento global” y el “cambio climático”. La nueva saga de la la misma novela.

En este video, el prestigioso y digno físico noruego, nacionalizado estadounidense, Ivar Giaever, galardonado con el Premio Nobel de Física en 1973, desenmascara clara y contundentemente la gran mentira del poder acerca del clima y desmiente la farsa del cambio climático producido por el hombre y el C02, con el que no hay ningún problema del que debamos preocuparnos.

Entre otras cosas sostiene que: “El calentamiento global es una estafa, el cambio climático es de origen natural, el CO2 es muy bueno para el crecimiento de las plantas y la subida del nivel del mar la misma que los últimos 300 años. Hacía mucho que el Polo Sur no tenía tanto hielo…” y que “…Nature y la NASA manipulan a los nuevos creyentes de está clara mentira que es tan solo una farsa con pretensión de ideología…”

Tremenda bofetada a los mentirosos de cada gobierno que busca estafar a los ciudadanos con la “huella de carbono”, una nueva manera de controlar a las personas, exprimirlas y robarles a través de nuevos impuestos y deteriorar aun más su situación económica.

Es uno más, de los tantos seres humanos dignos y fieles a nuestra esencia y naturaleza, que buscan la verdad y ponen a la ciencia al servicio de la humanidad, y no la distorsionan con el fin de servirse a si mismos, y de desplegar toda la maldad que pueden.

Más allá de este tema puntual, creo debemos reflexionar urgente, sobre algunas cuestiones.

¿Quiénes son las personas que plantean todos estos problemas?

¿Qué autoridad tienen para reunirse y decidir sobre la vida de toda la humanidad?

¿Quién les dio representatividad para tomar decisiones sobre nuestras vidas?

Dicho en criollo ¿Quién carajo se creen que son estos engendros?

Nos ponemos todo el tiempo, sumisamente, en manos de personas que no conocemos y a las que nadie autorizó para digitar nuestras vidas y planificar nuestro futuro. Porque en definitiva, es decisión de cada uno de nosotros, creer o no en sus mentiras infundadas y acatar o no sus decisiones ilegítimas.

Yo no les creo nada de lo que dicen, ni acato ninguna de sus imposiciones. Considero que no tienen ninguna autoridad sobre mí. El cambio está en cada uno, en las acciones de todos los días.

No legitimemos a estos siniestros personajes con nuestra comodidad, nuestro silencio y, fundamentalmente, nuestra inacción.

Nuestro futuro debe estar en nuestras manos, jamás en manos ajenas. Y, mucho menos, en manos tan machadas de sangre como las de estas siniestras y nefastas personas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior