NOTICIAS / ACTUALIDAD

‘Supresión de ciencia militar a la población’: Una impactante demanda señala el uso de tecnología secreta tras las inyecciones de ARNm contra el COVID

Trikooba.com 27/04/2021

Os compartimos este artículo de una demanda (Horowitz v. Pfizer et. al.) realmente explosiva que está haciendo un reconocido experto en salud publica de los Estados Unidos, el Dr. Leonard G. Horowitz, el cual expone información sobre una supuesta tecnología militar en las nuevas ‘vacunas’ de ARN que se están usando contra el COVID-19 por parte de las farmacéuticas Pfizer y Moderna. Curiosamente las dos únicas farmacéuticas de las que los medios no dicen nada malo (cuando TODAS tienen amplios reportes de muertes y lesiones acumuladas), y que sigilosamente encabezan la mayor cantidad de personas inocentemente inoculadas con estos experimentos.

Por Michele Reilly:
Nuevos descubrimientos, presentados en el Tribunal del Distrito de Florida en los Estados Unidos, contra los fabricantes, anunciantes y distribuidores de la vacuna COVID19, han sido expuestos por un experto en salud pública capacitado en la Universidad de Harvard: el Dr. Leonard Horowitz. Dichos documentos revelan una especie de empresa secreta con información crítica sobre las actividades reales de la Universidad de Harvard. Se acusa a un profesor de nanoquímica de la universidad, Charles Lieber, por sus conexiones en una supuesta “pandemia” planificada. Horowitz también acusa al gobierno federal de los Estados Unidos y a las corporaciones como cómplices de operar de manera encubierta una empresa global que aprovecha el bioterrorismo, la ciencia corrupta, la censura de los medios y el menosprecio de la competencia.

En su demanda, el Dr. Horowitz dice que tanto los que hablan de un “brote natural” como los que hablan de una “fuga accidental”, están “totalmente equivocados”. Y expone la pandemia como una coartada para poder usar las “terapias genéticas” de ARN, las cuales, dice, nunca fueron evaluados por daño genético o efectos secundarios negativos de su sistema de administración de hidrogel de plata nano-bioeléctrica

Todos tienen miedo de decir la verdad. La abrumadora evidencia presentada para revisión por el juez John L. Badalamenti y el magistrado Nicholas P. Mizell en el caso civil de Florida presume firmemente que el brote de Wuhan fue intencional, lo que explica mejor por qué las ‘terapias genéticas’ de ARNm de Pfizer y Moderna se malinterpretan como ‘vacunas’ ; y nunca fueron evaluados por daño genético o efectos secundarios negativos de su sistema de administración de hidrogel de plata nano-bioeléctrica que impacta las células nerviosas (no exclusivamente las células inmunes)” , explicó Horowitz. 

Esta supresión de la ciencia militar es imprudente e irresponsable, incluso inconcebible. El genocidio y el control de la población justifican exclusivamente una negligencia tan atroz “.

Horowitz v. Pfizer et. al.

Según la presentación de 20 páginas del Dr. Horowitz en la demanda Horowitz v. Pfizer et. al ., este exhibe evidencia de la historia más completa hasta ahora contada sobre el COVID, pero bajo clasificada en un caso criminal del FBI contra el profesor Charles Lieber.

El Departamento de Justicia había anunciado el 28 de enero de 2020 que el Dr. Charles Lieber, presidente del Departamento de Química y Biología Química de la Universidad de Harvard, junto con dos ciudadanos chinos, fue acusado ​​de ayudar a la República Popular China. Con cargos de hacer “una declaración materialmente falsa, ficticia y fraudulenta”. Aunque no salió en ningún medio, en este artículo lo anunció la propia Universidad de Harvard.

Según documentos judiciales, desde 2008, el Dr. Lieber, que se ha desempeñado como investigador principal del Grupo de Investigación Lieber en la Universidad de Harvard, que se especializó en el área de nanociencia, ha recibido más de $ 15,000,000 en subvenciones de los Institutos Nacionales de Salud ( NIH) y el Departamento de Defensa (DOD).

Estas subvenciones requieren la divulgación de conflictos de intereses financieros extranjeros importantes, incluido el apoyo financiero de gobiernos extranjeros o entidades extranjeras sin que la Universidad de Harvard lo supiera a partir de 2011. Lieber se convirtió en un “científico estratégico” en la Universidad de Tecnología de Wuhan (WUT) en China y fue un participante contractual en el ‘Plan de los Mil Talentos’ de China desde 2012 hasta 2017 o alrededor de esa fecha. El ‘Plan de los Mil Talentos’ de China es uno de los los planes de reclutamiento de talento chino más destacados que están diseñados para atraer, reclutar, y cultivar talento científico de alto nivel para promover el desarrollo científico, la prosperidad económica y la seguridad nacional de China. Estos programas de talentos buscan atraer talentos extranjeros y expertos para que traigan su conocimiento y experiencia a China, y recompensan a las personas por robar información confidencial

La denuncia alega que en 2018 y 2019, Lieber mintió sobre su participación en el ‘Plan de los Mil Talentos’ y su afiliación con WUT. El 24 de abril de 2018 o alrededor de esa fecha, durante una entrevista con los investigadores, Lieber declaró que nunca se le pidió que participara en el Programa de los Mil Talentos, pero que “no estaba seguro” de cómo lo categorizó China. En noviembre de 2018, los NIH le preguntó a Harvard si Lieber no había revelado su entonces supuesta relación con WUT y el Plan de los Mil Talentos de China. Lieber hizo que Harvard le dijera falsamente a los NIH que Lieber “no tenía una asociación formal con WUT” después de 2012, que “WUT continuó exagerando falsamente” su participación en WUT en los años siguientes, y que Lieber “no es y nunca ha participado en” El Plan de los Mil Talentos de China”. 

La evidencia presentada ahora por el Dr. Horowitz examina una interacción entre el Departamento de Defensa (especialmente DARPA) y las empresas privadas, Pfizer y Moderna. La industria farmacéutica y el ejército de los EE. UU. invirtieron mucho en los experimentos de neurociencia en gran parte hechos por el profesor Lieber en Harvard con cohortes en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). 

La ciencia “bioelectrónica” y “terapia de frecuencia” usa “hidrogeles” de vacunas impregnadas de plata con nanopartículas. Estas patentes “revolucionarias” permiten más que la transferencia de material genético de medicamentos y vacunas a las células humanas. Las células cerebrales son muy susceptibles a las manipulaciones de la frecuencia de onda, según la ciencia publicada por los investigadores.

Los intereses comerciales y militares duales ‘chino-estadounidenses’ han trabajado durante una década para dominar esta ciencia generalmente secreta que promete una variedad de patentes y productos de control de población que fusionan la función cerebral con la electrónica, el foco principal de la experiencia y las actividades ocultas del profesor Lieber en China.

Las tecnologías bioeléctricas resultantes y la oposición a lo que equivale a un “complot globalista” es fundamental para la demanda del Dr. Horowitz contra Pfizer, Moderna y su antiguo empleador, Henry Schein, Inc. Horowitz acusa al gobierno federal y a las corporaciones cómplices de operar de manera encubierta una empresa global que aprovecha el bioterrorismo, la ciencia corrupta, la censura de los medios y el menosprecio de la competencia.

Neurociencia militar y el Dr. Lieber

Todo esto se está haciendo para promover la última tecnología de neurociencia financiada por el ejército de Estados Unidos y China que fomenta el movimiento “transhumanista” el cual promete un control óptimo sobre la civilización a través del ciberespacio, según evidencias sólidas de investigación.

La actividad clasificada del profesor jefe de bioquímica y neurociencia, acusado por el FBI, Lieber, con oficiales militares en los EE. UU. y China, revela esta complicidad anglo-asiática como la verdadera fuente de la pandemia de COVID-19 que muchos escépticos afirman que fue una “plandemia”.

Sé que Lieber Research Group ha recibido más de $ 15,000,000 en subvenciones de los NIH y el DoD desde 2008”, escribió el agente especial del FBI Robert Plumb para el caso penal del Departamento de Justicia contra Lieber. Este dinero se pagó por un “componente del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos“, el ” NIH es una agencia gubernamental responsable de la investigación biomédica y de salud pública“, explica la declaración jurada de carga de Plumb . “LIEBER viajó a [Wuhan] a mediados de noviembre de 2011 aparentemente para participar en un Foro de Materiales de Nanoenergía“.

El propósito del viaje de Charles Lieber, entre otras cosas, era “llevar a cabo proyectos nacionales importantes (clave) o proyectos de cooperación internacional que cumplan con los requisitos de desarrollo estratégico nacional de China o que estén a la vanguardia del campo internacional de investigación científica y tecnológica“, reveló Plumb.

En otras palabras, Lieber fue empleado por el Partido Comunista para asegurar los intereses militares y de seguridad nacional de China, y socavar los intereses de la Seguridad Nacional de Estados Unidos en nombre de los gobernadores globalistas que trabajaban a través de financistas públicos y privados. Transfirieron los métodos y materiales bioelectrónicos a nanoescala más avanzados a China. Esto, supuestamente, hizo avanzar el campo de las vacunas y las ‘terapias’ genéticas, pero también el transhumanismo de cerebro a ‘la nube’.

Pero esto es lo más revelador: Plumb, declarante del FBI, ocultó el valor de Lieber para China. Los fiscales federales ocultaron las certezas con respecto a las actividades reales de transferencia de neurociencia y propiedad intelectual bioeléctrica de Lieber. Plumb acusó a Lieber de actividad de espionaje chino de la siguiente manera: “El propósito declarado del acuerdo, que tenía una vigencia de cinco años, era ‘llevar a cabo investigación avanzada y desarrollo de baterías de iones de litio basadas en nanocables con alto rendimiento para vehículos eléctricos‘ “

Horowitz reacciona a eso preguntándose: “¿Vehículos eléctricos?” ¡INDIGNANTE! Más allá de toda duda razonable, los únicos “vehículos eléctricos” en los laboratorios de Lieber eran humanos, quienes “se ofrecieron voluntariamente” para someterse a experimentos que examinaban, entre otras cosas, “Medicina electrónica de precisión en el cerebro”.

De hecho“, como informó Science Magazine, “un nanocientífico estadounidense y ex alumno de Lieber dice:” Nunca he visto a Charlie trabajando con baterías o baterías de nanocables “. (El científico pidió que no se usara su nombre debido a la sensibilidad que rodea al caso de Lieber)“.

En consecuencia, la historia de la “batería de litio” del FBI es una “pista falsa” que huele muy mal.

Esta ofuscación de distracción transparente acusa a los agentes federales y al Departamento de Justicia de complicidad en el esquema que equivale a ‘pan-genocidio’. Han avanzado una fábula mortal que oculta vínculos irrefutables entre Lieber de Harvard, Media Lab del MIT, su avanzada nano-neurociencia, COVID-19, y las vacunas Pfizer y Moderna que aplican la investigación de hidrogel de Lieber financiada por el DARPA y los desarrollos para la “medicina electrónica de precisión en el cerebro“.

Y pagaron para cubrir todo lo anteriormente nombrado.

La “captura globalista” de los gobiernos internacionales y las operaciones militares aparentemente ha manchado la competencia del Departamento de Defensa y del Departamento de Justicia para asegurar la Seguridad Nacional de los Estados Unidos en favor de la globalización y el papel predominante de China en la geopolítica y la economía.

La conferencia de preparación para el coronavirus de programación predictiva; “Evento 201”, celebrada en la Universidad Johns Hopkins seis semanas antes del brote de Wuhan, proporciona una evidencia más convincente del juego sucio institucionalizado. Horowitz analizó el Evento 201, incluidas sus representaciones e inquietudes comerciales chinas. Produjo un video de 52 minutos sobre la conferencia. Los hechos componen una evidencia convincente de la obvia trama globalista.

El Evento 201 fue copatrocinado por el Foro Económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates, recuerdan los documentos judiciales de Horowitz.

La Organización Mundial de la Salud está financiada en gran parte por la Fundación Gates. Esto explica mejor por qué la OMS blanqueó todo el asunto del origen del laboratorio del COVID. Las tecnologías de neurociencia militar clasificadas serían reveladas por un informe de investigación honesto.

Gates y la OMS se asociaron con la empresa matriz Alphabet de Google, Verily Life Sciences, Galvani Corporation, junto con varias agencias de inteligencia. Ocultaron la verdad sobre el uso de armas de coronavirus en el laboratorio y la disponibilidad de terapias alternativas que de otro modo bloquearían su ‘Autorización de uso de emergencia’ por parte de la FDA para las “vacunas” neuroeléctricas mediadas por hidrogel de Pfizer y Moderna.

Claramente ahora, el consenso científico mundial ha despertado al hecho de que el COVID-19 no surgió de un murciélago, un pangolín o incluso una “fuga” del laboratorio en Wuhan por accidente. La evidencia contundente del encubrimiento presume juego sucio y la culpabilidad de los agentes y agencias cómplices. Lo más seguro es el despliegue intencional del virus para lograr objetivos geopolíticos y económicos, como la “Solución final” propugnada por Bill Gates, así como el “Gran reinicio global” instado por su colega, el director del Foro Económico Mundial Klaus Schwab.

La nueva evidencia presentada por el Dr. Horowitz ante el tribunal federal de Florida muestra el uso de hidrogel de plata nano-bioeléctrica en las vacunas de ARNm de Pfizer y Moderna, que son cruciales para la funcionalidad de su “terapia genética”. El acoplamiento impulsado por agua y pH, impregnado de plata, asegura la transmisión de la información genética a las células nerviosas humanas, así como a las células inmunes.

Estos hechos están establecidos por la ciencia publicada de Lieber y sus colegas. Se puede suponer que su funcionalidad vincula los cerebros humanos con la Nube. Este objetivo “transhumanista” está oculto por la empresa matriz y los socios de Pfizer, GSK, Verily, Alphabet matriz de Google y las principales agencias de inteligencia globalistas, respectivamente.

Conclusión

En resumen, esta tecnología militar poco conocida y secretada por el gobierno es fundamental para los sistemas de administración de ARNm de Pfizer y Moderna, y para la influencia pionera del Dr. Lieber.

Descrito por la revista Harvard como “un líder muy honrado en ciencia a nanoescala y electrónica biocompatible“, la actividad clasificada de Lieber con sus estudiantes y oficiales militares en China, que favorece la biodefensa y la empresa de seguridad nacional de sus financieros, es caprichosamente ignorada por la Prensa cómplice y Departamento de Justicia.

No hay nadie en el Departamento de Justicia que administre justicia para garantizar nuestra Seguridad Nacional ”, se lamenta Horowitz.

Es por eso que el Dr. Horowitz’s se presenta ante los jueces federales en Horowitz v. Pfizer, et. al . , para hacer todo lo posible para curar esta ‘patología’.

Su “prestigio” legal se deriva de haber sido perjudicado personalmente por ser pionero y comercializar una tecnología competidora mucho más segura y posiblemente mucho más efectiva llamada “OxySilver TM con 528“. Por esto, Horowitz fue, y continúa siendo, menospreciado y dañado comercialmente. Al igual que sus estimados colegas de ciencia y medicina, los partidarios de Lieber en el gobierno y la industria lo calificaron de “teórico de la conspiración”, y peor aún, por los partidarios de Lieber en el gobierno y la industria.

Es por eso que Horowitz presentó su demanda como autor galardonado internacionalmente del texto más vendido y duradero en el campo de los virus emergentes y las enfermedades transmisibles. También produjo la “Mejor película-2016” en el Festival Internacional de Cine Mundial de Londres y Ginebra, exponiendo el secreto militar y la mala conducta de los medios de comunicación subyacentes a la agenda de vacunación de los globalistas.

La demanda de Horowitz, que probablemente será desestimada pronto en favor de las empresas más ricas del mundo, se erige valientemente como “David contra Goliat” en un destino sobre el que ahora descansa la seguridad de la civilización.

Oponerse a las implicaciones potencialmente desastrosas para la civilización traídas por la nanobioelectrónica farmacéutica, entrelazada con las mejoras de virus de laboratorio encubiertos para supuestamente “control de enfermedades”, que según el Dr. Horowitz es en realidad “control de población”, merece su apoyo devoto.

(Haga clic en el siguiente enlace para ver la presentación completa del Dr. Horowitz en la demanda Horowitz v. Pfizer et. al)

? | Horowitz v. Pfizer et. al. | Principia-Scientific

Ver contenido original https://trikooba.com/supresion-de-ciencia-militar-a-la-poblacion-una-impactante-demanda-senala-el-uso-de-tecnologia-secreta-tras-las-inyecciones-de-arnm-contra-el-covid/

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior